miércoles, 29 de junio de 2011

Mani, te espero en la "Ciclovía"

Mani, todos los domingos me acuerdo especialmente de ti. Ese día por la mañana -y también los festivos- cierran al tráfico durante unas horas las principales calles de Bogotá -que entre semana están llenísimas de coches, motos, autobuses, camiones- para que la gente pueda montar por ellas en bici, patinar, correr o simplemente pasear. Siempre pienso en lo bien que lo pasaríamos juntas con nuestras bicicletas por aquí, parando en los puestecitos que hay durante todo el recorrido para comprarnos un zumo de naranja, unos trocitos de coco o una macedonia de frutas -ensalada la llaman aquí- que tanto te gusta.

Por cierto, y para quienes no lo sepáis, Mani es otra de mis sobrinas. Le encanta hacer deporte y es una excelente jugadora de golf. Estos días está en Gijón, participando en el Campeonato de España. ¡¡Suerte campeona!! Siempre bromeamos y me promete que cuando sea jugadora profesional yo la acompañaré por el mundo entero. Ojalá.

Vuelvo al tema. A este circuito sin vehículos de 120 kilómetros que cubre todos los sectores de la ciudad lo llaman la "Ciclovía" y cada semana lo utiliza más de 1 millón de personas. El invento ha sido copiado por muchas ciudades del mundo como ejemplo de promoción del deporte y reducción de la contaminación.

Mani, ¿y sabes cuándo empezó todo esto de la "Ciclovía"? Pues he leído que fue el 15 de diciembre de 1974, cuando 5.000 bogotanos -así se llaman los habitantes de Bogotá-, cansados de tanto coche, tanta contaminación y hartos de que hubiera poca oferta de ocio y deporte para los fines de semana- se lanzaron a las calles con sus bicicletas. Para ellos, se cortaron al tráfico las dos principales vías de ciudad, la carrera 7 y la carrera 13. Y así hasta hoy.

Se me olvidaba contarte que dentro del circuito de la "Ciclovía" hay unos puntos -las "Recreovías"- donde dan clases dirigidas y gratuitas de aerobic, yoga, baile. Un dos, un dos, un dos.

Mani, aquí te espero. Bogotá no tiene playa, pero sí "Ciclovía". Mientras tanto seguiré acordándome de ti no sólo los domingos sino todos los días.

Y a vosotros, ¿os gustaría una "Ciclovía" en vuestra ciudad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada