domingo, 7 de agosto de 2011

La suerte de la fea, la bonita la desea

La semana pasada, trabajando en RCN, me enteré de que esta cadena de televisión produjo Yo soy Betty, la fea, según el libro Guinnes, la telenovela más exitosa en la historia de la tele, al ser emitida en más de 100 países, doblada a 15 idiomas y contar con 22 adaptaciones alrededor del mundo. Ha habido Betty israelí, turca, rusa, checa, india, vietnamita, alemana, griega, española y hasta china, donde por cierto la serie se llamó Chou Nu Wu Di, La fea sin rival. La versión más famosa, después de la original, fue en los Estados Unidos con Ugly Betty, producida por Salma Hayek. También se hizo una Betty en dibujos animados para los más pequeños y hasta se sacó al mercado una muñeca. Menudo negociazo.

Según me contaron en RCN, todavía se acuerdan de cómo Colombia contuvo el aliento la noche del martes 8 de mayo de 2001 cuando Betty, la heroína favorita de la televisión interpretada por Ana María Orozco, dio, finalmente, el "sí quiero", a su amado Armando, bellísima, sin sus braquets en los dientes y enfundada en un carísimo traje de novia.

Betty dejó ganancias estimadas al mes de cerca de 3.000 millones de pesos y provocó que el apagado de las teles en Colombia se retrasará desde las 21 horas a las 21,40 horas. Además, logró reunir cada noche a tres millones y medio de colombianos frente al televisor. Desde su estreno el 25 de octubre de 1999, se pudieron ver 338 capítulos de media hora. Tan pendiente estaba el país entero de la telenovela que cuando en uno de los capítulos le ofrecieron a Betty una "mordida" de cien millones de pesos, dos periódicos pidieron en sus editoriales que por favor no la dejaran corromperse.

La historia de la chica buena e inteligente que no responde a los parámetros clásicos de belleza, enfrentada a un batallón de mujeres con el pelo teñido, vanidosas y tontas, y todo ello tratado con mucho humor, fue una verdadera revolución en el mundo de las telenovelas que, por primera vez, ponía en primer plano a una mujer poco agraciada y de quien, finalmente, el galán se enamora. Millones de mujeres se identificaron con ella y todavía, miles de fans en el mundo entero, revientan los foros en Internet. Para ellas, Betty es eterna.

¿Y a quién se le ocurrió esta historia? Pues se llama Fernando Gaitán, es colombiano, guionista de otras exitosas telenovelas como "Café con aroma de mujer" o "Hasta que la plata nos separe", y ahora es un jefazo en RCN. Gaitán ha contado muchas veces que Betty la fea fue una producción de bajo presupuesto, rodada el 85% en estudio y sin grandes estrellas. De hecho le dieron los protagonistas más baratos.

Gaitán dice que cada vez que escribe una novela se pregunta: "¿Mi mamá entenderá esto? ¿Y mi abuela? Pues si ellas lo entienden los demás también lo harán”. Este debe ser parte de su secreto.

Y después de haberos contado todo esto y desearos un feliz día que para mí ahora empieza yo me quedo con eso que dice la suerte de la fea, la bonita la desea.

1 comentario:

  1. Que bueno!!! Me alegro por ese nuevo trabajo.

    ResponderEliminar