martes, 4 de octubre de 2011

¿Un terremoto?

¿Habéis participado alguna vez en un simulacro de evacuación? Yo, en mi vida, así que me estoy preparando a conciencia para tomar parte activamente mañana en este ejercicio de prevención con el que quieren prepararnos para una posible emergencia de gran magnitud -como un terremoto-, y en el que está previsto tomaremos parte 4,8 millones de personas que vivimos aquí en Bogotá. Se dice pronto.

¿Y qué vamos a tener que hacer? Pues a la hora acordada, a las 11 de la mañana, abandonar nuestras viviendas y puestos de trabajo, buscar un parque, plaza, espacio público seguro o cualquiera de los 49 puntos de encuentro que se han previsto en la ciudad y allí esperar a que termine todo el proceso de evacuación para regresar, con calma, a nuestros sitios de origen. Madre mía, esto me suena a película. Si Charlton Heston y Ava Gardner levantaran la cabeza. Menos mal que nos han jurado y perjurado que no van a sonar ni sirenas ni nada por estilo. Un acierto porque sino todo esto se puede convertir en una cosa de locos.

Hay una web en la que explican lo que hay que hacer y dan una serie de consejos para evitar sustos como, por ejemplo, no dejar a nadie sin identificar entrar en tu casa con el pretexto de ayudarte en el simulacro; no sacar enseres y electrodomésticos a la calle -la gente se pone histérica y baja al portal hasta la nevera-; cerrar bien la vivienda y no olvidar los documentos personales.

Iba a salir esta noche a darme una vuelta pero mejor me quedo en casita porque si no, no sé quién me va a sacar a mí mañana de la cama...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada