lunes, 17 de octubre de 2011

Menudo zaperoco se armó en Barbacoas


Con un pusandao, que una especie de guiso que se cocina con varios tipos de carne, huevo, plátano, cerveza y vino blanco, 300 mujeres de Santa María del Puerto de Toledo de las Barbacoas, una localidad costera en el departamento de Nariño, han puesto fin a su huelga de piernas cruzadas. ¿Os acordáis de la historia verdad? Pues finalmente estas "heroínas" han conseguido -después de estar 3 meses y 19 días sin tener sexo con sus parejas- ablandar los corazones y que el Gobierno haya ya empezado a pavimentar, con ayuda del Ejército, los primeros 27 kilómetros de la carretera que unirá el pueblo con el resto del país.

Ellas ya lo avisaron: "Abriremos las piernas cuando tengamos la certeza de que nos harán la carretera". Y lo han cumplido. He leído en el periódico una entrevista con Luz Marina Castillo, cabecilla de la protesta, y la verdad, no tiene desperdicio. Cuando le preguntan cómo fue la noche en la que han puesto fin a la huelga cuenta: "Esa noche les cumplimos a nuestros maridos. Las ganas eran muy grandes y había que aprovecharlas. Se armó un zaperoco en todo Barbacoas. Imagínese: 300 mujeres haciendo desorden". Pues sí, me imagino ese alboroto y revoltijo, sí. 

Pero aquí no acaba la cosa. La tal Luz Marina sigue dando detalles y cuenta cómo pasaron las noches de "piernas cruzadas": "Nos sentábamos a tertuliar y a contar chistes. La juez de Barbacoas, Maribel Silva, nos capacitaba en temas de género y, para evitar cualquier tentación, muchas optaron por dormir en camas separadas. Hicimos cuenta de que estábamos de viaje". Jajajajajaja. Menuda historia. ¿Y los hombres qué hacían? Pues se iban a trabajar y por las noches las acompañaban en las tertulias. Lindo panorama... 

¿Y qué les ha quedado claro de todo esto? Pues que se puede construir un país más justo y reclamar derechos sin violencia. Pues nada chicas, habrá que tomar nota y cerrar las piernas de vez en cuando.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada