viernes, 11 de noviembre de 2011

El fique de Guacamayas


Hace unos meses estuve en España y le llevé a mi madre de regalo una frutero de fique de Guacamayas que, por cierto, le encantó y que seguro guarda con muchísimo amor. A mí, lo que me encanta es perderme por los mercados de artesanía aquí en Colombia y encontrarme piezas como las de la foto que le alegran a una la vida con sus increíbles colores.

Guacamayas es una pequeña población en Boyacá, departamento en el oriente de Colombia, donde más de 200 familias continúan con la tradición de los indios laches de lo que se conoce como cestería en espiral para confeccionar en paja blanca -hoja de palma- y fique -conocida también como cabuya- todo tipo de objetos que originariamente se utilizaban para recolectar los alimentos y en rituales y ceremonias sagradas, y ahora se destinan a la decoración.

Como en todo, claro está, esta técnica tiene truco: la paja debe ser pareja en su espesor para lograr un enrollado perfecto y armar el objeto de tal forma que al manipularlo y envolverlo con el fique no se desbarate.
Y otro dato: el fique se sigue tiñendo en fogones de leña con anilinas a base de materiales vegetales como la naranja, el limón, la lima, la bellota de plátano y el vinagre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada