jueves, 22 de diciembre de 2011

La cumbia se llama Totó

Su nombre en africano significa mujer pequeña de corazón grande. Nacida en Mompox, una isla plantada en medio del colombiano río Magdalena, tiene 71 años, tres hijos y nueve nietos. Fue bautizada como Sonia Batanza pero todos la conocemos como Totó La Momposina. Es la reina de la cumbia. 

Embajadora y representante del folclore colombiano, lleva años y años recorriendo el país en busca de leyendas, tradiciones, instrumentos, ritmos y canciones y alborotando el ambiente al son del chandé, el bullerengue, el mapalé y la cumbia. Y como lo suyo es animar cuerpos y corazones, hasta se atrevió en 1982 a plantarse vestida de vivos colores y lentejuelas en la solemne y protocolaria entrega de los Nobel para cantar y acompañar a su amigo García Márquez que esa noche recibía uno de sus galardones. 

Lo de la música le viene de familia y la suya es la cuarta generación de artistas, pero ella ha llegado tan lejos que sus canciones se oyen en medio planeta. De jovencita cantó por toda Colombia junto a su madre y sus hermanas en un grupo que se llamó Danzas del Caribe. Con los años fundaría el suyo propio: Totó La Momposina y sus Tambores.


A Totó la he visto en un concierto de La Mar de Músicas de Cartagena, muy cerca de mi casa en España. Y tengo que reconocer que de ella me gusta todo pero lo que más, su sonrisa, el contoneo de sus caderas, la sangre africana que corre por sus venas y la hermosa tierra que la vio nacer. ¡Que viva Colombia!


2 comentarios:

  1. que viva mi tierra linda, su musica y su gente.....

    ResponderEliminar