viernes, 7 de septiembre de 2012

El Planetario de Medellín

Sígueme en mi nuevo blog colombiadeuna.com

Alguien dijo alguna vez que nada se parece más a un sentimiento profundo que la observación del cielo. El otro día en la isla de San Andrés me emocioné contemplando la luna llena en la noche de mi cumpleaños y aproveché ese momento para dar gracias por este año en Colombia lleno de vivencias, encuentros y aventuras.

Tengo claro que pocas cosas hay más fascinantes y misteriosas que el Universo y por eso desde pequeña me gustan tanto los planetarios. En Medellín hay uno increíble recién reinagurado, que hace unos días visité junto a otros blogueros invitada por la Medellín Convention & Visitors Bureau y que lleva el nombre de Jesús Emilio Ramírez González, el primer astrofísico colombiano

¿Y qué fue lo que más me gustó de este flamante planetario? Pues sin dudarlo ni un segundo su domo, uno de los más inclinados del mundo -con 27º cuando lo usual son 16ª-, una imagen con proyección en ojo de pez con 160° de apertura y una circunferencia de 360°. La pantalla tiene 15 metros de diámetro y dos proyectores JVC de alta resolución utilizados en simulaciones de vuelo que reproducen registros con resolución de 4K en tiempo real -16 millones de pixeles-, cuatro veces mejor que los de una pantalla de cine. Y por si fuera poco su sistema de sonido es de 7.1 (siete canales de salida) mientras que el del cine es de 5.1 (cinco canales de salida).

Y en esta gran esfera y corazón del planetario, en la que al mirar hacia arriba parece que estás en el borde mismo del Universo, me vi boquiabierta y casi sin respirar Pasaporte al espacio y Somos astrónomos, dos magníficas proyecciones que me envolvieron y transportaron a un mundo todavía desconocido y siempre mágico. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada