lunes, 12 de noviembre de 2012

La Minga de Choachí

Sígueme en mi nuevo blog colombiadeuna.com

¿Eres de los que piensa que Colombia es un país pobre, corrupto y violento, donde nadie es capaz de trabajar en equipo, etcétera, etcétera, etcétera? Te propongo un ejercicio: ¿Qué pasaría si en este país se aprendiera a compartir? ¿Qué pasaría si los colombianos se dieran cuenta por ejemplo que su país es el más diverso y el que más agua tiene por habitante de todo el Planeta por poner tan sólo dos ejemplos? Estos y otros mensajes llenan el Tunel de la Transformación por el que se accede a La Casa Gestante La Minga, fundada por Pedro Medina (en la foto) en Choachí, en el departamento de Cundinamarca, y que he conocido este fin de semana con Juli, Nata, Dani y Josefina. ¿Y quién es Pedro Medina? Pedro Medina es un colombiano que cree en su país y quien a través de su organización Yo Creo en Colombia, fundada en 1999, con 5.330 programas, ante cerca de 700.000 personas, en 159 ciudades y 29 países, ha creado una escuela de pensamiento sobre una Colombia y una Latinoamérica capaces, revulsivas, inteligentes, trabajadoras, apasionadas, felices, curiosas, productivas y competitivas que existen pero que muchos no ven. Aquí podéis conocer su historia.

Para quienes no lo sepáis una minga en un sistema de unión de voluntades, corazones, mentes y manos para crear usado en Latinoamérica desde la época precolombina. Y La Casa Gestante La Minga es la suma de ideas de cientos de personas que visitaron el terreno durante una año antes de poner la primera piedra y del trabajo de arquitectos, ingenieros y gente de la zona que han hecho posible este proyecto que promueve estilos de vida sanos e inteligentes bajo los principios de conciencia, confianza, coherencia, innovación, pureza, lealtad y felicidad y que el próximo 19 de enero cumplirá su primer año de vida. La pequeña Valentina nos recibe con su linda sonrisa y el saludo que resume el espíritu de este lugar tan especial: "Unimos fuerzas, hacemos volar las ideas y le ponemos amor a todo lo que hacemos". Interiorizando este mensaje recorremos el Camino de la Felicidad mientras disfrutamos del Tour de las Fragancias oliendo a romero, naranja, limonada y menta entre granadillas, plátanos, uchuvas y lulos.

La Casa Gestante es la construcción principal levantada a base de barro, madera y piedras de hasta 80 millones de años. Tiene un techo vegetal, una cocina increíble, de la que mi amigo y excelente chef Dani quedó enamorado y en la que Gelen -que administra el proyecto junto a su marido Diego- y su hija María nos prepararon un delicioso y amoroso almuerzo, además de una huerta orgánica, sauna, temascal, 30 camas, 2 habitaciones privadas y un salón oval donde dictar talleres y organizar recitales, conservatorios y todo tipo de actividades.

Todo me gustó en La Minga en la que sólo se oye el arrullo de la quebrada y el canto de los pájaros y de la que salí renovada tras un baño en la cascada en la que dejé todo lo que ya no necesito para continuar mi camino y seguir creyendo en Colombia. El 25 de este mes volveré a este lugar para participar en la V Jornada de Trueque Urbano-Rural. ¿Te apuntas? En unos días te cuento más cosas sobre este evento.



7 comentarios:

  1. Que grande ! TOYA ! Lo haces mejor que muchisismos de nosotros nacidos en Colombia.
    Emociona leer y sentir tu carino por mi maltratada patria, pero estas sembrando, promulgando,promoviendo y ensenando. SIGUDE,SIGUE.!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre tan cariñoso ALF!! Ya sabes que YO CREO EN COLOMBIA. Seguiré, seguiré y seguiré. Mil gracias por tu mensaje, me he emocionado al leerlo. ¡Feliz día, besos para todos!

      Eliminar
  2. Great article. Continue your journey and do believe in Colombia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así lo haré Stuart, thank you for your message!

      Eliminar
  3. Estoy con ALF, ¡gracias Toya! :)

    ResponderEliminar
  4. Queridos amigos de La Minga: me gustaría ir a visitarlos con mi familia, cuéntenme por favor si podemos acampar para quedarnos un fin de semana y en dado caso, los costos.

    Un abrazo

    Adriana Pieschacón Reyes
    Psicóloga, participante del Llamado de la Montaña 2013 en Aldeafeliz
    Saludos a Pedro (compañero formidable del Llamado)

    ResponderEliminar